Nuestros Productos

LOS ACEITES LUBRICANTES AUTOMOTRICES
¿Que son?,
¿Para que sirven?,
¿Cómo se elaboran?,
¿Cual marca compro?,
¿Cuándo lo debo cambiar?.

Ing. José Antonio Rosas Jaramillo
Ing. Nicolas Rodríguez Martínez
Ing. Alberto Franco Silva Rodríguez

Estas son algunas preguntas que nos hacemos acerca de estos productos, muy en especial cuando se trata de nuestro automóvil, por lo que a continuación trataremos de responder a sus dudas.

Los aceites lubricantes en general (salvo sintéticos), son mezclas de aceites básicos parafínicos y aditivos. Los aceites básicos parafínicos son por así explicarlo, las bases para la manufactura de los aceites lubricantes automotrices, siendo en el país el único productor de aceites básicos vírgenes Petróleos Mexicanos, y en especial Pemex Refinación, por conducto de la Subdirección de Producción, en la Refinería Ing. Antonio M. Amor en Salamanca, Gto., en donde se producen, para posteriormente comercializarlos, a través de la Subdirección Comercial a las empresas que venden lubricantes automotrices terminados (Mobil, Quaker, Roshfrans, Mexlub, Shell, etc.) y que conocemos por los grandes despliegues publicitarios que manejan.

Cabe destacar que la elaboración de los aceites básicos parafínicos no es una cosa sencilla, se tienen que obtener productos de alta calidad, que posteriormente mezclados entre sí y con aditivos, permitan obtener lubricantes de muy alta calidad. Para llevar a cabo esta labor interviene personal especializado de once diferentes plantas en la Refinería Ing. Antonio M. Amor en Salamanca Gto.

En general los crudos se clasifican en parafínicos y nafténicos, con base en la familia de hidrocarburos que predomina en su composición. Para la producción de aceites básicos se emplean los crudos de base parafínica. La elaboración de los aceites básicos parafínicos inicia desde la selección del petróleo crudo a utilizar, el cual, en nues-tro país, proviene de una mezcla de tres tipos: Pozoleo, Olmeca e Istmo. De éste se reciben dia-riamente, para su proceso, por medio de un oleoducto en la refinería en Salamanca, aproximadamente 10 millones de litros.

Una vez en esta refinería, de los tanques de almacenamiento se envía el crudo a dos plantas primarias, en las cuales se realiza una destilación atmosférica, produciéndose gas húmedo, gasolina, turbosina, kerosina, diesel, etc. y un residuo del cual se obtienen los aceites básicos, enviándose estos a las plantas de vacío en las cuales se extraen los aceites básicos crudos más ligeros. De aquí, sale un residuo que es enviado a las plantas desasfaltadoras, en las cuales se producen los aceites básicos más pesados, obteniéndose también un subproducto para la elaboración de los asfaltos.

Una vez obtenida toda la gama de aceites básicos crudos, estos son enviados a las plantas de extracción con furfural, en las cuales son desaromatizados, incrementándose su índice de viscosidad y mejorándose su color, entre otras cosas. Posteriormente pasan a otro tratamiento en una planta de hidrotratamiento, la cual funge como estabilizadora, quitando compuestos de azufre, nitrógeno, oxigeno, etc.

Finalmente, estos productos son pasados a unas plantas desparafinadoras en las cuales, como su nombre lo indica, se les extrae, mediante un solvente, unos filtros, y a una temperatura muy baja, la parafina, la cual es utilizada sobre todo en la fabricación de veladoras, entre otros muchos usos. Terminado este proceso, se entrega el producto al personal de la Subdirección Comercial para su venta.

En general los aceites lubricantes automotrices, dependiendo del uso que se les dé: motor a diesel o gasolina, transmisión manual o automática, sistema de la dirección, etc., así como la viscosidad que se requiere y las especificaciones que deban cumplir, son mezclas de dos o más aceites básicos y diferentes aditivos que le imparten o mejoran algunas propiedades a los aceites básicos.

Su elaboración inicia al recibirse los aceites básicos en los tanques de almacenamiento de la planta que va a elaborarlos, de estos, dependiendo el volumen que se requiere producir o la viscosidad a obtener, se envían generalmente a un tanque o tina de mezclado, en este recipiente, se reciben los aceites básicos y se les adicionan los aditivos requeridos. Esta tina o tanque de mezclado, generalmente tiene un sistema de calentamiento y agitación para realizar una mezcla homogénea del producto. Una vez realizada la mezcla, se remite una muestra al laboratorio para su análisis, y ya aprobado se envía a los tanques de producto terminado para posteriormente proceder a su venta, a granel, o envasado.

Es conveniente hacer la aclaración, que cuando hablamos de aditivos que se utilizan en la formulación de aceites lubricantes, estamos hablando de productos que se obtienen mediante la utilización de una química avanzada, de años de estudio, pruebas de campo y desarrollo tecnológicos, que de acuerdo al avance de la industria automotriz, permiten utilizarlos en formulaciones que cumplen los últimos requerimientos de lubricación solicitados por los fabricantes de vehículos en el ámbito mundial.

Por consiguiente, cuando usted utiliza un aceite de alta calidad en el motor de su vehículo, no es necesario agregarle nada (productos aftermarket, agregados o aditivos), ya que éste no lo requiere.

Los aditivos utilizados para la formulación de aceites lubricantes automotrices son:

ANTIDESGASTE: La finalidad de cualquier lubricante es evitar la fricción entre dos superficies que están en movimiento en forma encontrada, este aditivo permanece pegado a la superficie de las partes en movimiento, formando una película de aceite, que evita el desgaste entre ambas superficies.

MODIFICADORES DE FRICCION: Estos permiten que las partes en movimiento se deslicen más rápidamente, permitiendo menos fricción, y en consecuencia importantes ahorros de consumo de combustible.

DETERGENTES: Como su nombre lo indica, su función es lavar las partes interiores en el motor, que se ensucian por las partículas de polvo, tierra, etc., que entran al motor.

DISPERSANTES: Este aditivo pone en suspensión las partículas que el aditivo detergente lavó y las disipa en millones de partes.

Como ejemplo del uso de estos aditivos, imaginemos a una persona que coloca ropa muy sucia en una lavadora, agrega el agua en la tina y posteriormente el detergente (aditivo), cuando esta se empieza a lavar, notamos sobre el agua una especie de nata, la cuale es la aglomeración de mugre, ahora bien, si esto sucediera en el motor, esta nata, que es mugre o suciedad, taparía las venas de lubricación, por tal motivo, además de agregar el aditivo detergente, adicionamos un aditivo dispersante, el cual no permite la acumulación de esa mugre o nata.

En forma resumida podemos decir que su función es: lubricar, enfriar, sellar y lavar. Un buen aceite además de lubricar debe, actuar como enfriador, disminuyendo la alta temperatura del motor. Por otra parte debe de actuar como sello para impedir fugas, y actuar como detergente, para mantener limpio el motor, ayudado por otro aditivo que permita mantener en suspensión y dispersar las partículas contaminantes acumuladas, tales como el polvo y la tierra.

Para tener la seguridad de que está utilizando el aceite correcto, debe, en primera instancia, leer el manual del propietario y seguir sus instrucciones. En caso de no contar con él, consideramos conveniente apegarse a lo siguiente:

Guiarse por medio de la clasificación del INSTITUTO AMERICANO DEL PETRÓLEO, (A.P.I.), el cual es un símbolo que deben ostentar todos los envases de las compañías serias que comercializan estos productos.

Por consiguiente, cuando compremos un aceite lubricante no importa la marca, debemos verificar que en el envase se ostente la clasificación API que cumple.

El símbolo inferior es el símbolo normal del A.P.I., (DONA) el cual indica la calidad del aceite a utilizar así como su viscosidad. El símbolo superior (starburst), muestra que este aceite esta certificado por A.P.I., sin embargo únicamente lo ostentan los aceites multigrados de baja viscosidad como los SAE 0W, 5W y 10W, de lo que comentaremos posteriormente.

El Instituto Americano del Petróleo, clasifica los aceites para Motores a Gasolina, utilizando las letras del alfabeto, antecediendo su clasificación con la letra "S" (Service Station), y en México de conformidad al diario oficial:

Para no entrar el terreno técnico, únicamente basta decir que es conocida en el renglón de lubricantes como lo grueso del aceite. La Sociedad de Ingenieros Automotrices la designa como SAE. Un aceite muy viscoso es más grueso que uno menos viscoso, que es más delgado. Un aceite delgado (S.A.E. 0W, 5W, 10W, 15W, 20W ) trabaja mejor a bajas temperaturas por lo que la sigla W significa Winter (invierno), sin embargo, un aceite grueso trabaja mejor a altas temperaturas, como los aceites SAE 40 ó 50. Por lo expuesto, la mayoría de los fabricantes elaboran aceites multigrados, esto es que trabajen correctamente a bajas y altas temperaturas, como por ejemplo los aceites SAE 0W-30, SAE 5W-30, SAE 10W-40, 15W-40, 20W-50.

Es conveniente señalar que todos los fabricantes de automóviles en los vehículos recientes, solicitan preferentemente aceites multigrados de baja viscosidad como son los aceites SAE 5W-30 y SAE 10W-40.

CONCLUSIÓN:

Antes de adquirir un aceite lubricante, consulte el manual del propietario de su vehículo, verifique que el envase ostente el símbolo API, siendo mejor si contiene los dos sellos antes señalados. Utilice aceites Multigrados de alta calidad API SJ, en el país se recomiendan los grados SAE 10W-40, 15W-40 o bien 20W-50, si usted radica en lugares muy calientes.

Los aceites monogrados en la actualidad, no son recomendados por ningún fabricante de vehículos, dado lo limitado de su funcionamiento a diferentes temperaturas y que por otra parte, la diferencia de precios de adquisición entre los aceites multigrados y monogrados no son muy grandes, máxime si consideramos lo que actualmente cuesta un motor o su reparación.

Generalmente los aceites monogrados son utilizados por situaciones especiales, como por ejemplo, si un motor tiene problemas de compresión (gasta mucho aceite), y cuenta con un automóvil con un motor muy gastado, radicando y manejándolo en una zona de muy alta temperatura.

Lo recomendable es lo que marca el manual del propietario. Cada marca de automóvil indica diferentes periodos de cambio, sin embargo la experiencia indica que un aceite lubricante de alta calidad debe durar mas de 5,000 Km o seis meses (cambio recomendado), lo que suceda primero, no obstante las condiciones de manejo que soporten. Para zonas o vehículos que operen en terracería, o en la construcción, considera-mos debe cambiarse el aceite cada 3,000 Km., o tres meses, lo que suceda primero.

Compre la marca de su preferencia, siempre y cuando se cuide que el envase ostente el símbolo del INSTITUTO AMERICANO DEL PETRÓLEO (A.P.I.).

Nota: Los autores renuncian a cualquier responsabilidad sobre lo descrito en este artículo, siendo solo ilustrativo y con base a a la experiencia de los mismos, por lo que es total responsabi-lidad del usuario, el uso del aceite de su preferencia.

SISTEMA DE CLASIFICACIÓN DE SERVICIO DE LOS ACEITES LUBRICANTES PARA MOTORES A GASOLINA

(DIARIO OFICIAL LUNES 4 MAYO DE 1998)

CATEGORIAS DE SERVICIO EN MOTORES A GASOLINA

USOS

SA
CLASIFICACIÓN OBSOLETA
El aceite de esta categoría no debe ser utilizado en ningún motor a menos que sea específicamente recomendado por el fabricante.
SB
CLASIFICACIÓN OBSOLETA
El aceite de esta categoría no debe ser utilizado en ningún motor a menos que sea específicamente recomendado por el fabricante.
SC
CLASIFICACIÓN OBSOLETA
El aceite de esta categoría no debe ser utilizado en ningún motor a menos que sea específicamente recomendado por el fabricante.
SD
CLASIFICACIÓN OBSOLETA
El aceite de esta categoría no debe ser utilizado en ningún motor a menos que sea específicamente recomendado por el fabricante.
SE
CLASIFICACIÓN OBSOLETA
El aceite de esta categoría no debe ser utilizado en ningún motor a menos que sea específicamente recomendado por el fabricante.
SF Recomendado para el servicio de motores a gasolina de vehículos de los años 1988 y anteriores.
SG Recomendado para el servicio de motores a gasolina de vehículos de los años 1993 y anteriores.
SH Recomendado para el servicio de motores a gasolina de vehículos de los años 1996 y anteriores.
SJ (1) Recomendado para el servicio de motores a gasolina de vehículos último modelo y años anteriores.
  (1) En tanto no exista una categoría de servicio superior a la SJ,se recomienda el uso de ésta para motores de vehículos último modelo y años anteriores.

NOTA: Entre más alta es la calidad puede sustituir a la menor; por ejemplo: si usted utiliza un aceite calidad API SJ, esta utilizando la más alta calidad y puede sustituir la calidad requerida para motores más antiguos como 1996, 1980 etc., sin embargo no puede sustituir un aceite de mayor calidad por una de menor, por ejemplo no puede sustituir un aceite calidad API SH para modelos 1994/96 con un aceite calidad API SE, para motores 1972/79.