ECOLOGÍA

EL TLACUACHE
MEXICANO

El tlacuache es un animal omnívoro que no ha sufrido variaciones desde que apareció en nuestro planeta hace aproximadamente sesenta millones de años. Ha logrado preservar la especie y sobrevivir a la invasión humana.Se alimenta de cualquier cosa por lo que acostumbra estar la mayor parte del tiempo cerca del hombre.

Frutos, desperdicios, huevos y gallinas entre otros, forman parte de su alimentación diaria por lo que frecuentemente visita por las noches las escuelas, coladeras, alcantarillas, basureros y alacenas de algunas casas.

El tlacuahe fue el primer mamífero mexicano que viajó a Europa oculto en los barcos que transportaban frutos desde el Nuevo Mundo.

Es un animal que tiene el hocico largo y puntiagudo con una hilera de dientes y colmillos filosos. Su nariz es lampiña y está rodeada de bigotes. Sus orejas son pequeñas, redondas y calvas al igual que su cola que es más larga que el resto del cuerpo, áspera y escamosa que utiliza para colgarse. Sus patas son pequeñas y terminan en una garra similar a la mano. Su pelaje puede ser desde pardo rojizo hasta blanco grisáceo, dependiendo de la especie.

Es un mamífero arborícola que vive en las zonas tropicales y templadas de México. Construye sus madrigueras en las ramas huecas de los árboles caídos y en los túneles abonados, rellenándolos de hojas secas para obtener mayor comodidad y calor.

La piel del tlacuache es codiciada por los peleteros ya que posee una capa de pelo corto y suave y otra de pelo largo y duro que suelen utilizarse como imitación de pieles de nutria y castor.

Su carne y aceite también son de gran utilidad ya que se emplean para curar la artritis, las infecciones estomacales y para purificar la sangre.

Además del hombre, sus enemigos naturales son las aves de rapiña, los felinos y algunos cánidos.

Cuando un tlacuache no tiene escapatoria frente a alguno de sus enemigos, puede tirarse al suelo, poner los ojos en blanco, colgar la lengua y permanecer inmóvil simulando estar muerto. Así, al ver que la presa muere tan rápidamente, el enemigo la suelta por unos segundos y el tlacuache aprovecha para emprender la huida. Sin embargo, cuando sus crías se encuentran en peligro, el tlacuache lucha encarnecidamente contra el enemigo.

El tlacuache es actualmente el único marsupial mexicano. Tiene una bolsa flexible debajo del vientre llamada marsupio, que sirve para proteger y amamantar a sus crías, ya que cuando nacen no están totalmente desarrolladas.

Las crías permanecen adheridas a un mismo pezón durante ocho meses que es el tiempo que dura el amamantamiento. Así, los críos que no alcanzan uno, mueren de hambre y son removidos del marsupio.

La etapa de concepción del tlacuache dura de catorce a diecisiete días y nacen de una a dieciséis crías que se desplazan lenta y cuidadosamente a través del cuerpo de la madre hasta llegar al marsupio. Permanecen dentro de éste durante ocho semanas, pasan cuatro meses al lado de su madre y posteriormente la abandonan. Su vida en estado salvaje dura de dos a seis años.

La familia del tlacuahe aumenta cada cuatro meses por lo que frecuentemente en una madriguera viven dos generaciones de hijos con una misma madre. El padre por el contrario, desaparece después del período de apareamiento.

Existe una especie de tlacuache que es acuática (tlacuachillo acuático, hononectos minumus) que se encuentra en peligro de extinción debido a la contaminación de ríos y lagos y a la depredación de su hábitat. Este tlacuache no tiene la cola lampiña como los demás tlacuaches mexicanos y tiene una membrana especial en las patas para poder desplazarse en el agua.

Las demás especies son similares entre sí. El tamaño de los tlacuaches puede ir desde los quince centímetros de longitud, como es el caso del tlacuache ratón o Marmosa Mexicana, hasta el tamaño de un gato doméstico adulto, como el tlacuache común (Dipelpis marsupialis) que es el que se adapta mejor a la vida cerca del hombre.

El comercio del tlacuache ya sea vivo o muerto está prohibido ya que aunque sólo una especia de tlacuache se encuentra en peligro de extinción, si se fomenta el comercio de este animal muy pronto la raza humana podría terminar con todas las especies.